Arrow
Arrow
Shadow
Slider

El Liceo de Hombres de Curicó tiene una larga trayectoria. Pocos muy pocos de sus alumnos la conocen.
En 1839, en Curicó se organiza un colegio con el nombre de “Establecimiento de Educación”, dirigido por don Mateo Olmedo. La municipalidad costeaba los gastos de instalación. Este colegio enseñaba las primeras letras, latinidad, geografía, aritmética y escritura.
En 1844, este Establecimiento de Educación llegaba a su desenvolvimiento y cambiaba su nombre por el de “Liceo de Curicó”, el que fue reconocido oficialmente como tal hasta 1853.
En 1845, se crea una escuela fiscal anexa al Liceo con un preceptor o maestro.
En 1849, sucesos políticos contingentes de la época lo mantienen cerrado por un año y medio y don Mateo Olmedo, rector por esos momentos, debe dejar su puesto vacante.
En 1850, se reabre bajo la dirección de don Juan de la Cruz Cisternas, y de don Antonio Verdugo. Sin embargo, por decreto de 1853, entró nuevamente a regentarlo Olmedo. Por esa misma fecha se acuerda un plan de estudios más vasto y sistemático: se estudia Historia sagrada, filosofía, Moral, Aritmética, Algebra, Trigonometría, Geografía, Dibujo, Historia, Castellano, Latín y Francés. Se sucedieron en la dirección del Liceo, talentosos y eficientes maestros, tales como don Liborio Manterola (1856-1860), don Miguel Fernández (1860-1862), don Nicolás Villegas (1862-1867).
En 1867, se aleja del Liceo la tuición municipal y pasa a depender completamente del Estado.
Existe un decreto de Gobierno, con fecha 8 de mayo de 1867, por el cual se establecía en el Liceo de Curicó, el funcionamiento de cursos de Humanidades, de Matemáticas y Preparatorias. Es el documento primero y más antiguo existente en los archivos del colegio. En agosto, el día 18 de ese mismo año, se declaraba como Liceo de segunda Clase, siendo rector don José Uldarico Manterola.
El alumno ascendía a 55 educandos, contando con 5 pizarras, 25 bancas y 5 mapas. El establecimiento funcionaba en la calle Estado, acera sur, a media cuadra al oriente de la Plaza de Armas.
En 1868, el Gobierno de la época, dispuso la construcción de un nuevo edificio que se vino a terminar en 1869. Ese fue el edificio conocido por un rector como la “Casa Solariega” o la “Vieja Casona” en la esquina de Estado y Membrillar. Se inauguró el 30 de mayo de 1886. En el rectorado de don benjamín Mardones ese Liceo de grandes patios y largos corredores funciono durante 90 años, diciembre de 1976.
El Liceo, en su carácter de institución fiscal fue administrado por los siguientes rectores:
José Uldarico Manterola (1867-1868). Este educador dotó al colegio de un gabinete de Física y química, un gran adelanto para la época.

José Francisco Cruzat (1883-1885) Fue el organizador preclaro, hizo innovaciones al régimen interno y fundó una Academia Literaria para difundir la cultura.
Benjamín Mardones (1886-1891), Este rector amplió el edificio y la biblioteca, mejoro el mobiliario e instauro modificaciones didácticas. En su gestión se inauguró, también, el edificio antiguo que todos conocieron y que fue ascendido a Liceo de primera Clase, en el período 1889 a 1891.
Rubén Guevara Silva, (1891-1900). Fundó en su rectorado el Museo de Historia natural y fue autor de diversos textos de estudios que facilitaron el aprendizaje de los educandos de esa época.
José Melo Burgos (1900-1926). Introdujo, revolucionariamente para su tiempo, el método llamado “Concéntrica”, trayendo para tales efectos a los primeros profesores de Estado a Curicó. Fue un pedagogo excepcional por sus dotes de empresa y organización. Creó un curso Práctico de Agricultura, como anexo a su liceo, con gran éxito. Modifico y amplio el edificio y doto el gimnasio con aparatos encargados a Alemania y se reemplazaron las bancas multiformes por unipersonales, fabricadas en Estados Unidos.
Benedicto A. León, (1926-1940). Este prohombre fue toda una eminencia. Concurso al rectorado siendo profesor de castellano del mismo Liceo, puesto que ganó en buena lid entre una veintena de candidatos. Todo un sabio en el idioma patrio. Colaboró con el Dr. Rodolfo Lenz en la confección del Diccionario Etimológico de las voces chilenas de origen indígena. Es el autor de la letra del Himnos del Liceo, siendo la música del profesor Domingo Baeza.
Benedicto Labarca Calvo (1940-1953). Profesor de Castellano que en su rectorado realizó excelente gestión. Creó la academia “Andrés Bello”, se editó la revista “Adelante”; también se formó un grupo de “Teatro Experimental”; adquirió una maquina especial para trabajos manuales y una imprenta, más un proyecto de cine.
Orlando González Gutiérrez (1953-1963). Este insigne profesor de inglés fue muy fructífero en su gestión. Su gran tarea fue la de dotar de un excelente internado a su Liceo; su sueño se cristalizó comenzando a funcionar el moderno internado desde 1955 en la esquina de Estado con Chacabuco.
LICEO LUIS CRUZ MARTINEZ
Mediante la Ley Nº 13.962 del 2 de julio de 1960, que lleva la firma del Presidente Jorge Alessandri Rodríguez, el Liceo de Hombres de Curicó toma el nombre de “LICEO LUIS CRUZ MARTINEZ”, -en homenaje al heroico subteniente que dio la vida por su patria en la Concepción, el más insigne alumno que ha pasado por las aulas del Liceo.
Héctor Campos Castro (S), (1963-1964). Profesor de Biología y Química, ejerce el rectorado como subrogante.
Héctor Reyes Zelada (1964-1973). El docente en la asignatura de Francés Sr. Héctor Reyes Zelada, asumió la rectoría en 1964. En el transcurso de su gestión directiva, se materializó una antigua aspiración liceana: el internado. El edificio situado en el mismo lugar donde estuvo el primero construido por el Ministerio de Obras Públicas, con planos del arquitecto Luis Moreno. La inauguración se realizó el día jueves 2 de mayo de 1968, con la presencia del ministro de OO.PP.
don Sergio Ossa Pretot; el edificio tiene una superficie construida de 2.367 m2, cuyo costo en ese momento, fue de E º 1.400.000.
Héctor Campos Castro (1973-1981), Entre estos años la rectoría estuvo ocupada por el profesor y también ex alumno, Héctor campos castro, quien desempeñaba la asignatura de biología y química. Le tocó inaugurar el edificio nuevo del Liceo, el año 1976 fue visitado al celebrarse el día de la Juventud por el presidente Augusto Pinochet Ugarte quien conoce la necesidad de un nuevo edificio. La primera piedra se colocó el 10 de marzo de 1977 en presencia del ministro de Educación don Luis Niemann Nuñez. La inauguración oficial se realizó en octubre de ese año, iniciando las actividades escolares regulares en 1978. En esa primera etapa se contempló la construcción de 21 salas, laboratorios, oficinas administrativas, biblioteca y baños.
Luis Peña Salazar (1981-VIII-1981), Profesor de Francés y Vicerrector del Establecimiento, le tocó subrogar el cargo de rector por un corto lapso.
Alejandro Molina bastidas (1981-1986). Profesor de química, le ha tocado la municipalización y la construcción del gimnasio.
José Santiago Fantoval Bravo (1986-1988) Profesor de Filosofía.
Luis Hernán Cancino Paredes (1 de marzo de 1988-2007). Profesor de matemáticas
Rene Antonio Muñoz Peña. Profesor Educación Básica 2008-2012
Raúl Anselmo Sanhueza Espinoza. Profesor de Castellano (PUCV), Magister en Educación (UC del Norte), Magister en Comunicación y Periodismo (PUCV)2013-a la fecha.